30 d’agost, 2006

Los primeros 10 días

Perdón por haberos hecho esperar!

Aunque no os lo creáis, tengo poco tiempo libre, así que no he podido escribir nada hasta ahora. A cambio os hago una reverencia con la que toco el suelo con la frente y os paso una traducción al castellano de un email que envié a mi familia. No os podréis quejar! A ver si mañana lo vuelvo a actualizar y os cuento la excursión a Kyoto y la primera semana de clase (¡aunque no me matéis si no puedo!). A ver si os puedo poner las fotos también...






Holaaa!

Me recordáis? Soy Sergi!!!

Como va todo por Barcelona? Aquí estamos todos muy bien. Japón es mucho más interesante de lo que me pensaba. Hace mucho bochorno y los insectos son muchos, muy extraños y muy ruidosos. Hemos hecho muchas actividades, y ahora os las explicaré.

Cada mañana, de 9 a 12, tenemos clase de japonés (y hay un descanso para ir a comprar algo a las máquinas expendedoras, las jidouhanbailki o jihanki, que se encuentran por todo por todas partes). Esto es en el NWEC (National Women Education Center). Así pues, cada mañana me debo levantar relativamente pronto. Por cierto, dormimos en habitaciones de dos personas, y yo la comparto con Mathias, el austríaco que irá al mismo instituto que yo. Bien, cuando acabamos las clases, vamos a comer (por supuesto, nos lo pagan todo, incluso lo que compramos en las jihanki, a veces).

Tras comida empiezan las actividades. Ayer (día 21) fuimos al colegio de Ranzan (que es el pueblo dónde nos estamos, en la prefectura de Saitama), y nos asignaron una japonesa a cada uno que nos tenía que enseñar la zona (aquí hay muchos colegios femeninos, y este es uno). A mí me tocó ir con Chihiro (sí, como la de la película) y, a Thomas (uno de los ingleses), con Ai, y fuimos a pasear los cuatro por un bosque o parco que hay aquí. Os paso una foto de los cuatro.

Más tarde volvimos al NWEC y nos vinieron a buscar las host-families de una sola noche. Me tocó ir con Stephen (otro inglés) a casa de una chica que se llama Kayo. Antes de ir a casa, fuimos con una amiga suya y sus dos invitadas (Hlin, d’Islandia y Vicky, inglesa) a un centro comercial a hacernos fotos en un purikura. El purikura es una especie de fotomatón dónde los japoneses (que ya sabéis que son muy frikis) van a hacerse fotos con los amigos, y después las pueden editar con dibujitos y letrecitas. También os paso una foto de nosotros seis (pero no del purikura, sorry). Somos, de izquierda a derecha, yo, Kayo, la otra japa, Vicky, Hlin y Stephen.

Cuando llegamos a casa, fuimos a la sala de estar de estilo japonés (tienen dos, una de japonesa y una de occidental), donde los abuelos nos recibieron con unos cuántos dulces hechos a casa. Eran muy buenos. Por cierto, la casa dónde viven tiene tres pisos y es muy nueva (o sea que deben de tener pasta), y tiene tanto habitaciones de estilo japonés como occidental. Más tarde subimos arriba, a la sala de estar occidental, y estuvimos charlando un buen rato con el hermano grande de Kayo, Koichiro (18 años). Está algo loco, pero es muy buen tio. Os paso una foto de una parte de la familia, también. Bien, después vino la cena. No nos la pudimos acabar, puesto que nos pusieron como 8 o 9 platos diferentes! Obviamente había algunos que no eran demasiado buenos (remarco el natto), pero acabamos bien hartos. Los japos flipaban viendo que sabíamos utilizar los palillos! Y casi se los cae la mandíbula a tierra cuando nos vieron comer el tofu utilizándolos (btw, no se llaman palillos, sino o-hashi). Que frikis.

Tras la cena estuvimos mirando la tele un rato (aquí los concursos son para ver quién se mete la hos*** más grande XD) y charlando. Bajamos un rato a la calle a celebrar el hanabi, una fiesta de verano de fuegos artificiales, bengalas, etc. Bueno, sólo encendimos bengalas, pero fue entretenido. Cuando me fui a duchar... Ufff, fue complicado. No sé como explicarlo, y tampoco tengo demasiado tiempo, ahora... Ya os lo explicaré más adelante. Ah!, y cuando fui a visitar el señor Roca (que aquí se llama Roca-san, claro) me llevé un susto de muerte (o sea) al ver que la tapa subía sola justo entrar a la habitación. Hmmm, por cierto, no me acaba de convencer esto de que salga un xorro de agua a presión (bueno, también se puede graduar la presión :P). Que por cierto, aquí la cantidad de maquinotas que tienen es impresionante. Wáteres automáticos, sillas de masajes, teles planas por todas partes (incluso una en el baño!!!)...

En fin, a las 12.00 o por ahí nos fuimos a dormir (en un futon en una habitación japonesa con tatamis y toda la mandanga, of course). El futon es sorprendentemente cómodo... Ojalá pudiera dormir más a menudo en futon.

Por cierto, aquí las familias tienen un aire de Cuéntame muy siniestro. La gente vive con los abuelos, y las madres son amas de casa. Además, cuando me ofrecí a ayudar a desparar la mesa (ya ves tú) el abuelo me lo prohibió y me dijo que esto sólo lo hacían las mujeres. :S Después el hermano también me dijo que ellos no ayudan en nada, y que los españoles somos muy "ladies first" y que siempre nos ofrecemos a ayudar. Hmmm, no sé cuántos españoles habrá conocido para hacer esta afirmación XD.

Hoy (día 22) nos hemos levantado a las 7.30 y hemos ido a almuerzo. Otra vez un montón de platos... Jajajaja, a la hora de comer no tenía hambre. Hemos venido al NWEC y hemos ido a clase. A las 12 hemos ido a comer, y después hemos ido a fabricar papel japonés y a hacer unas tarjetas decoradas con flores y hojas naturales (muy guapo). Allí me he reencontrado con Chihiro, y hemos estado charlando japonesas y europe@s. Suerte que puedo hablar castellano con Isabel y Eva (de Eslovaquia, que va a un instituto español), ya que va bien descansar de idiomas raros de vez en cuando. Por cierto, las japas son muy pámfilas.

Bien, después de hablar por teléfono con vosotros (papa y mama), hemos ido a la ceremonia del té. Nos hemos tenido que poner un kimono de verano (un yukata) y hemos tenido que estar sentados, a ser posible, en aquella posición tan típica japonesa. Isabel y yo hemos aguantado toda la ceremonia en aquella posición, así que cuando ha terminado, no nos podíamos levantar, nos era muy muy difícil. ¿Que por qué no nos hemos sentado "como personas normales" cuando nos hemos cansado? Simplemente porque no nos podíamos mover!

.
.
.
Un par de días después...

Estoy escribiendo este email a trozos, y ahora ya estoy en Osaka.

El día siguiente fuimos a clase y, por la tarde, fuimos al instituto de Ranzan a hacer caligrafía, ayudados por las japonesas de cada día. Es realmente complicado... Por cierto, los japos confunden Ranzan con Arashiyama, ya que se escribe igual. Eso les pasa por ir de listos con sus infinitas letras. Nos hicieron escribir el kanji de amigo en un uchiwa (un abanico japonés), y nos salió un churro a todos, claro. Al menos me ha servido hoy para abanicarme en clase, en Osaka. Después fuimos a jugar a un juego muy estúpido (a mis ojos de occidental, remarco, que no quiero ofender a nadie) de cartas japonesas, no mucho interesante, la verdad. Antes de decir adiós a las japas, Mathias, Stephen y yo recibimos una cantidad enorme de cartas escritas por ellas para que los enviemos emails, y muchos regalos (origami, fotos de nuestra estancia a Saitama con ellas, pulseras hechas por ellas, e incluso un fude, un pincel de caligrafía). La verdad es que los japoneses son muy generosos y siempre están mirando por el otro (ains, ya estoy generalizando).

Por la noche sólo fuimos a "orientation", dónde nos dijeron qué haríamos el día siguiente. Ya iríamos todos hacia las respectivas host-families. El día siguiente me despedí de aquellos con quienes he sido más amigo (jajajaja, la cara que ponían japoneses cuando nos veían que nos hacíamos dos besos para despedir-nos era de foto). En la estación de Tôkyô dije adiós a mucha gente, como por ejemplo a Isabel, que va a vivir en Yokohama, y después, a medida que íbamos llegando a cada estación, me fui despidiendo de todo el mundo. Oh, me hizo pena la chica rumana, que se quedó sola con una de la organización ACE Japan cuando los 5 restantes bajamos a Osaka, ya que iba a la prefectura de Yamaguchi... En fin.

Bien, ya estoy en Osaka, y es una ciudad IMPRESIONANTE. No vi el centro de Tôkyô, pero el caso es que el centro de Ôsaka es ALUCINANTE. Edificios altos, calles anchas, neones por todo por todas partes, pulcritud absoluta, muchos japoneses yendo arriba y abajo pero sin hacer ruido... He tenido suerte, ya que vivo en una casa de tres pisos en el centro, a 15 minutos andando de Shinsaibashi! Además, la familia es muy muy agradables, y me están ayudando mucho. Hoy hemos cenado takoyaki, bolitas de pulpo, exclusivas de Osaka y deliciosas, y hechas en la misma mesa. Después les he dado los regalos y han estado muy agradecidos. ¡Me parece que elegimos los regalos bastante bien! Más tarde me han enseñado a hacer una grúa de papiroflexia, el origami japonés, muy guapa. Espero podéroslo enseñar, porque es un arte típico japonés, muy simple, pero muy bonito. Kamaku. Mañana me llevarán A Kyôto, y el sábado a comprarme un móvil de prepago para utilizar aquí y una traductora electrónica.

Hoy ha sido el primer día que he ido a la escuela (sí, 25 de agosto :P), pero no he asistido a ninguna clase. Hemos ido, Mathias y yo, a la biblioteca. Es que es impresionante. Nos hemos tenido que poner unas zapatillas para entrar al recinto, y una vez dentro he visto que Barcelona es el tercer mundo en en cuanto a escuelas... Tienen aire acondicionado a todas las aulas! Bueno, supongo que no será así en todos los institutos, pero vaya. Oh, y lo más guapo, desde la biblioteca, se ve una panorámica perfecta del castillo de Osaka, con su enorme parque, al lado de los rascacielos. ¡Os juro que sólo de pensarlo me vienen escalofríos! Bien, en la biblioteca hemos conocido a nuestros tutores (Mathias va a 1.º 7 y yo a 1.º 3) y al director. Nos han explicado que podemos hacer lo que nos dé la gana, básicamente. Debemos escoger a qué asignaturas queremos (=podemos) asistir y a cuáles no. Las clases a las cuales no asistimos, como por ejemplo lengua clásica japonesa (japonés del año 1000, una clase de latín al estilo nipón), las pasaremos en la biblioteca estudiando japonés, haciendo trabajo de nuestros respectivos países o simplemente mirando el castillo. A ver si el lunes puedo hacer una foto y os la envío.

Bien, después de la explicación y de pedirnos la altura para conseguirnos un uniforme adecuado (que por supuesto, en mi caso no hay ningún problema, midiendo 1,65 ¬¬), hemos conocido Ruben, un canadiense de la región de Ontario, de unos 30 años, que imparte clase de inglés en el Otemae, aun sabiendo relativamente poco japonés. Hemos estado charlando sobre el Japón, nos ha explicado su experiencia (lleva aquí desde enero) y bien, hemos conocido a un occidental. Por cierto, aparte de Ruben, todavía no he visto un occidental que no sea de nuestro grupo (de la beca del JESEP, quiero decir). Bien, es que ni siquiera he visto nadie que no sea amarillo! Se ve que la grandísima mayoría de la población de Japón es japonesa, y que la mayoría de los inmigrantes son chinos o coreanos. Cuando en Barcelona vas en metro, ves de todo menos barceloneses. Pues aquí todos son japoneses (o amarillos, vaya (no me gusta usar la palabra amarillo, pero bueno)). Ufff, e incluso en el metro la gente está callada o habla flojo. Hoy, yendo a la escuela, me ha costado mucho entender lo que decía Miyuki, puesto que estábamosen el metro (y había el ruido del tren), hablaba muy flojo, en japonés y con el acento de Osaka. XD

En fin, ahora mismo estoy churrimangando la conexión de algún vecino despistado (o inocente), y si no puedo pillar esta, tengo dos más sin protección. :P

Bien, empecé a escribir este email en Saitama, y ahora estoy en Osaka. Os he explicado todo con bastante detalle, creo yo. En todo caso, ahora debo ir a dormir, ya que mañana vamos a Kyôto.

Por favor, decidme la dirección de correo electrónico de Mercè, de Mª Carmen, del papa, etc (y reenviadles este email, please). Ah!, y envíame (mama), por favor, la dirección de la tía Mari, los yayos, la yaya, los tíos de Andorra, familiares, etc, para que les pueda enviar una postal. Arnau, Xavisas, Csafiea, Martini, Cobos, cuando podáis, enviadme también la vuestra, por favor.

Venga, contestadme y preguntadme lo que queráis, please!

Intentaré contestaros cuando pueda!

Adéeeeu!!!

Sergi

PD. Anna, muchas gracias por dejarme la cámara. Me está siendo muy útil y cómoda.

PD2. El programa de las fotos del portátil es diferente (y ya me conocéis), y no sé como hacerlas más pequeñas. No os preocupéis, que os las enviaré pronto.

12 comentaris:

Sergi ha dit...

Por cierto, si veis alguna errata de traducción lo siento, que lo he traducido con un traductor automático e igual me he dejado algo sin corregir.

Kodo ha dit...

Deu n'hi do!, Sergi.

ASí que las japas son unas pánfilas? XD. A saber que colores te han sacado. Curioso lo de "ladies frst", aunque no es la primera vez que lo oigo.

Venga esperamos "en candeletes" la próxima actualización.

Salut

aningunsitioperoquesealejos ha dit...

Dios, Sergi!

Estoy entre lleno de envidia a reventar e increíblemente contento por lo que te está pasando. Suenta y pinta genial.

Disfrútalo muchísimo.

Hasta él próximo post.

PD: Divertido y cruel sigue siendo el racismo que aplicamos a nuestros congeneres generalemnte degenerados japos. XDD

PD2: Óscar dice: ¡A triunfar, nen, a triunfar! XDDD

Pachimaru ha dit...

Me has dejado con ganas de leer más, a ver si acutalizas pronto. Y a ver si pones fotitos. :P

Un saludo Sergi!!

Sergi ha dit...

Ayer colgué las fotos en la página que me hizo Arnau, pero hay problemas con el servidor, así que tendréis que esperar un poco más... Qué rabia, con el trabajo que tuve...

Por cierto, mañana tengo que hacer un speech delante de todo el instituto en japonés, en el bunkasai, el festival de la cultura (y bien, a Tôuchi-sensei se le ocurrió avisarme ayer mismo). A Mathias le dejan hacerlo en inglés, no es justo... Bueno, son 5 minutitos, pero igualmente tengo que preparármelo. Hoy hemos ido a clase a preparar nuestra tiendecita de takoyaki (mañana mi clase venderá takoyaki en el bunkasai), así que hoy no voy a poder postear, lo siento... Agh, y para más inri tengo que enviar a la organización que me ha dado la beca un artículo sobre los primeros 10 días, para mañana. Agh, se me junta todo!

Warm regards,

Sergi

Sergi ha dit...

Hum, sin darme cuenta he posteado una explicación de lo que voy a hacer. xD

Por cierto, muchas gracias por leer! Sabiendo que hay personas que lo leen con interés, no pierdo las ganas por seguir adelante con el blog! ;)

Luis y Laura ha dit...

¡Leemos, leemos!

¡Con muuuuuuucho interés!

Besitos, guapo.
Lau y Luis

buchan ha dit...

Fotos Fotos queremos Fotos!!!

kuma ha dit...

Ese Kenji!!!

Jejeje Q pena que hayas pasado tanto calor en Agosto... pero ya llega septiembre... y tu cumple se aproxima! Mucha suerte y ponnos fotos!!!

Disfruta de tu estancia! eres un crack!

Kuma

oskrsg ha dit...

Buenas Sergi, veo que te lo estás pasando en grande... enhorabuena chavalote, difrútalo todo lo que puedas que son dos días como quien dice.

Al igual que el resto de por aquí, ansioso de ver esas fotos y espero que puedas disponer de más tiempo para ir actualizándonos sobre esas cosas que tanto nos gustan sobre Japón, pero que no tenemos oportunidad de experimentar.

Kondo no koushin, tanoshimi ni shite imasu.

Ja ne!

PD: ---> La PD2 de Ricardo ^^

Sergi ha dit...

Bueno, yo sus pongo la web de las fotos, pero ya veis que no va. XD No tengáis prisa, que el pobre Arnau está pagando vuestra impaciencia hinchándose a ayudarme. :P http://naniwa.alcalleop.net

Btw, siento no poder postear... Pufff, de verdad que no tengo tiempo. A ver si el fin de semana tengo un rato libre.

Arturo ha dit...

Que grande Sergi! Tan irónico como siempre.

Hoy fue día de matriculas en la EOI y ricardo me dió la dirección de tu blog... muchas felicidades por la beca y espero que nos veamos cuando regreses.

Yomu kara totemo waraimashita...

Arturo.